18 febrero 2007

ARCO

He llegado por fin a confirmar la idiotez de la pintura moderna abstracta.
15.000 euros se pedían por este cuadro pintado por niños de tres años del que se dijo " “la mezcla de colores era muy trabajada”, que expresaba "desesperación", "angustia" , "tristeza" y ninguno de los aludidos pensó que el cuadro fuera caro al conocer su precio.
VIVA LOS NIÑOS PINTORES.

No hay comentarios: