25 julio 2007

Pecado mortal.


El Vaticano ha puesto fin a la batalla judicial por la devolución de los bienes de la Franja oriental de Huesca. La Santa Sede ha rechazado el último recurso planteado por el Obispado de Lérida en el 2002, por lo que tendrá que devolver a la diócesis Barbastro-Monzón las más de cien piezas artísticas que retiene y expone en su museo diocesano.

Transcurridos 11 años desde la segregación de las parroquias de Huesca y Lérida por orden vaticana, la diócesis catalana se niega a devolver los bienes artísticos y documentos que legalmente pertenecen a las aragonesas.


Vamos que el Obispado de Lérida se pasa por la "franja" las ordenes del Vaticano.


Y Dios dijo el 7º no robarás y el 10º no codiciarás los bienes ajenos.



El Obispado de Lérida está en pecado mortal, no obedece al Vaticano.

¡¡¡Dios mio no puede ser el Obispado en pecado!!!

No hay comentarios: