20 septiembre 2012

Yo también me despedí de Santiago eso sí con la mano abierta es menos violento.

No hay comentarios: