28 octubre 2012

Salvo que he dormido una hora más, 
no tengo nada más que decir.

No hay comentarios: